Retorno de la Inversión : ROI, ROAS y cómo aplicarlos en tu negocio

Retorno de la Inversión : ROI, ROAS y cómo aplicarlos en tu negocio

El Retorno de la Inversión es un término o indicador que toda empresa controla o al menos conoce a la perfección.

¿A quién no le gusta saber si está invirtiendo de forma eficaz? y saber si ¿Se están obteniendo beneficios o sufriendo pérdidas?

Por estas razones y muchas más que te vamos a explicar en este artículo, es de gran importancia conocer esta métrica y saber de que manera aplicarla en tu negocio para obtener los mejores resultados posibles, evitando así, equivocarte e invertir en estrategias que no te permitan alcanzar tus objetivos.

 

¿Qué es el Retorno de la Inversión? ¿ROI?

El ROI son las siglas que en inglés significan “Return on Invesment” y que en español cobran el sentido de Retorno de la inversión. Por lo que como su propio nombre indica, se trata de una métrica que se usa de forma habitual en los negocios la medir el Retorno de la Inversión, es decir, sirve para medir la eficacia que tienen las inversiones que realizan las empresas para generar beneficios a esta.

Consiste en comparar lo que se invierte respecto a lo que se gana de esa inversión.

 

roas y roi

 

¿Cómo se calcula el ROI?

El Retorno de la Inversión calcula el coste total de la campaña y pretende mostrarle a la empresa si esta ha sido rentable o no, y en qué medida lo ha sido.

La fórmula para calcularlo es bastante simple y sin complicaciones:

 

→    ROI= (Ingresos – Inversión) / Inversión    ←

 

Por ejemplo, si una empresa invierte 10.000€ en una campaña y en esta se han obtenido 12000€ de beneficios, el ROI sería de 0,2. Si realizamos la fórmula, se vería de la siguiente manera:

 

→     ROI= (12000 – 10000) / 10000 = 0,2      ←

 

Esto quiere decir que se sí se han obtenido beneficios, pero podría haber pasado lo contrario y en vez de obtener un beneficio de 12000€ obtiene un beneficio de 5000€ por lo que el ROI sería -0,5%, lo que implica pérdidas para la empresa y un retorno de inversión negativo.

Esta fórmula puede cambiar según otros costes adicionales que requieran la inversión como, por ejemplo, los costes de la operación, de estructura, según la temporada en la que se lance la campaña, el tiempo de su duración, etc.

 

¿Qué es el Retorno de la Inversión Publicitaria? ¿ROAS?

Return On Advertising Spend o en español, Retorno de la inversión Publicitaria es el significado al que corresponden las siglas de ROAS.

Se puede definir como los beneficios que obtienen las empresas según cierta cantidad de dinero invertido en un anuncio o campaña publicitaria.

El ROAS es la métrica o indicador comercial que destaca y más se utiliza en el Marketing Digital, más en concreto, en el ámbito del comercio electrónico por excelencia.

 

¿Cómo se calcula el ROAS?

El cálculo del ROAS se basa solamente en el coste que supone el anuncio y en los ingresos que generan estos anuncios de forma directa. En cambio, el ROI sí incluye estos costes adicionales y calcula la rentabilidad total de la empresa.

 

La fórmula para calcular el ROAS es la siguiente:

→       ROAS= Ingresos/ Inversión       ←

 

Si ejemplificamos esta definición nos encontraríamos con una empresa ha invertido 3000€ en una campaña de publicidad en Instagram con la cual se ha obtenido unos beneficios de 6000€, el ROAS sería de 2, lo que quiere decir que esta campaña ha generado un 200% de la inversión, consiguiendo 2€ por cada euro que invirtió en un comienzo.

Hay que destacar que el ROAS se utiliza en gran medida en campañas dirigidas a la compra online y se utiliza para medir las conversiones de venta de un producto o servicio.

En definitiva, sirven para conocer el desempeño que han tenido las campañas publicitarias y la forma en la que influyen o repercuten en el resultado final, esto les permite a las empresas digitales saber con más precisión dónde van a invertir su dinero y cómo hacerlo de la forma más eficaz.

 

¿Existen diferencias entre ROI y ROAS?

En un principio su finalidad es la misma, aunque en un sentido amplio y general no son exactamente lo mismo. Por este motivo, decimos que la diferencia más importante se centra en el aspecto monetario, ya que el Retorno de la Inversión (ROI) calcula los beneficios de la empresa mientras que el Retorno de la Inversión Publicitaria (ROAS) calcula los ingresos que se han obtenido con la campaña publicitaria.

Esto quiere decir que el ROI abarca tanto los costes adicionales que se puedan requerir para la inversión junto con los beneficios que se obtienen desde las plataformas online y offline, mientras que el ROAS relaciona la cantidad de inversión que se ha gastado en el anuncio/campaña y los ingresos que este anuncio/campaña les proporciona solo a través del canal por el cual se ha comercializado o transmitido como, por ejemplo, mencionamos anterior podría tratarse de un medio como Instagram.

Podríamos resumir entonces estos dos conceptos y decir que, por un lado, el ROI tiene una perspectiva macro de la empresa y se utiliza para realizar estrategias que sean a largo plazo y, por otro lado, el ROAS cuenta con una perspectiva micro de la empresa utilizándose para estrategias de más corto plazo.

 

Ejemplo de Retorno de inversión: ROI y ROAS

Una empresa ha decidido crear un producto el cual tiene un coste de 1000€ en la tienda offline, mientras que en la tienda online tiene un precio superior de 3000€. A demás, para vender el producto se han invertido otros 3000€ en Google Ads y se terminaron vendiendo 5 productos, por lo que el beneficio fue de 15000€.

 

ROI

Para calcular el ROI hay que tener en cuenta los gastos de producción, los cuales han sido de 5000€, y la inversión que se ha realizado en la plataforma de Google Ads, por lo que la fórmula sería de la siguiente forma:

→        ROI= (15000-(5000+3000)) / (5000+3000)
→        ROI= 0,8

Esto quiere decir que el porcentaje de Rentabilidad de la Inversión es del 80%

 

ROAS

Para calcular el ROAS solamente vamos a tener en cuentas los ingresos que han supuesto la venta del producto y el coste que supuso la inversión en Google Ads:

→         ROAS= 15000/ 5000
→         ROAS= 3

Esto quiere decir que el Retorno de la Inversión de la Publicidad corresponde al 300%

 

¿Por qué medir el Retorno de Inversión de tu negocio?

Medir los beneficios, ganancias y buscar que estos sean lo más altos posibles es lo que buscan todas las empresas tanto en sus espacios físicos como virtuales, por lo que el Retorno de la Inversión es una métrica que se utiliza para comprender en mayor medida el estado en el que se encuentra la salud financiera de tu negocio.

Con el empleo de esta métrica se pueden identificar los medios más eficientes para comercializar el producto o servicio que desees ofrecerle a tu público objetivo, saber si las campañas que lanzas al mercado tienen éxito o no y en que medida o por qué razones y, además, te da una visión de los ingresos reales que recibe en su totalidad tu negocio contemplando así todos los costes que suponen las inversiones realizadas.

De esta forma, la empresa puede realizar estrategias que aumenten las ventas de sus productos y rentabilicen las inversiones que lleven a cabo. No obstante, hay que tener presente que este tipo de métrica no se puede confundir con las conocidas “métricas de vanidad”, las cuales solo aportan alcance y notoriedad del negocio, pero no generan ventas ni leads.

Por lo que es muy importante asegurarse de que se sí se generen esos leads, para transformarlos en ventas y que estos se conviertan en clientes fieles a tu marca.

 

¿Cómo mejorar el Retorno de la Inversión?

Para mejorar los resultados y por ende, aumentar el Retorno de la Inversión se pueden llevar a cabo estrategias que potencien de gran manera los ingresos de tu negocio. Vamos a ver algunas de ellas.

Identificación de nuevas oportunidades

Encontrar los momentos ideales en los que interactuar con los posibles clientes potenciales que están interesados en adquirir tu producto o consumir tu servicio es primordial para incrementar el ROI.

Por esta razón, se recomienda realizar estrategias Cross Selling o Up Selling, las cuales consisten en completar la compra del consumidor o venderle un producto adicional al cliente respectivamente.

 

Evangeliza a los clientes con tu marca

Fidelizar a los clientes con tu marca es una de las estrategias más escuchadas y a la que más aspiran todas las empresas, ya que una vez que tus clientes son fieles a ti, estos venderán tus productos de forma gratuita a su entorno más cercano y no te cambiarán tan fácilmente por la competencia.

Esto provoca un mayor alcance y mayor notoriedad de tu marca, aumentado la probabilidad de adquirir nuevos clientes y mayores ventas.

Emplear tecnología

Los avances tecnológicos permiten a las empresas contar con infinidades de herramientas que facilitan establecer un contacto más cercano y directo con el cliente, tanto con tu negocio como con el contenido que publicas en tu blog.

Cabe destacar las plataformas que automatizan los procesos, facilitan la venta y compra del producto, y saben que necesitan los clientes en el momento y lugar preciso.

 

Obtención de leads

Saber las estrategias a utilizar para reconocer a los posibles clientes de tu negocio es una gran ventaja que ayuda a que el ROI de tu empresa obtenga unos buenos resultados.

Por esta razón es muy importante invertir en tácticas que conviertan a esos leads en clientes oficiales y de esta forma hacer que el retorno de la inversión sea más eficiente.

!Aquí te dejamos una lista sobre 21 leads mangent efectivos que te pueden ayudar!

 

Selecciona a tu público objetivo

Las estrategias que lleves a cabo y las tácticas a utilizar para conseguir convertir a tus leads en clientes deben ir encaminadas y basadas según las características del público al que te diriges y al que quieras alcanzar.

De esta forma, realizas acciones más personalizadas y consigues que tu ROI sea mayor.

 

Invertir en email marketing

Una buena elaboración y ejecución de una estrategia de email marketing puede ser un gran medio por el que comunicarte con tus clientes o posibles clientes ya que requiere poca inversión y se pueden obtener grandes resultados.

Esta estrategia retroalimenta la relación que se tiene con los clientes o leads ya que les aporta confianza y seguridad y, además, le permite a tu negocio obtener un ROI más positivo gracias a los sistemas que permiten controlar los resultados de los emails de forma casi automática.

 

Conclusiones

¿Qué indicador es mejor o peor? ¿ROI o ROAS?

No existe tal comparación de que uno sea mejor o peor que el otro.

Ambos son indicadores tienen funciones diferentes y le otorgan a tu negocio información distinta, la cual es a su misma vez de gran utilidad para cualquier plataforma digital.

Algunas herramientas como, por ejemplo, Google Analytics, sustituye el ROI por el ROAS ya que prefiere centrarse en los costes que supone invertir en publicidad. No obstante, el Retorno de la Inversión y el ROAS son datos que se complementan y se tratan de métricas que son primordiales para tu negocio que debes manejar con total exactitud y precisión.

Si quieres trabajar esta estrategia en tu empresa de forma más eficaz ¡Podemos ayudarte!

5/5 - (1 voto)